sábado, 25 de diciembre de 2010

PASTISSETS DE BONIATO


INGREDIENTES

1 vaso (de los de agua) de anís dulce
1 vaso de mistela
2 vasos de aceite de oliva 0.4
la harina que admita (hemos pesado el ojímetro de la iaia y hemos usado 1700grs (vale la pena poner 1500 e ir añadiendo si hace falta para que no quede endurecida
Boniato confitado receta aquí
Azúcar para poner por encima

PREPARACION

Poner en un bol grande o palangana limpia el aceite, anís y mistela y mezclar. Ir añadiendo la harina con un tamiz o colador y amasar hasta que quede una masa elástica, ni dura ni blanda.

 Ir cogiendo porciones de masa y formar bolitas de igual tamaño.

Colocar cada bolita entre dos papeles aceitados y aplastar, bien con las manos bien con el 'instrumento' que hizo el iaio como los que tenía la bis Julia.

Cuando queda la masa aplastada ponemos una cucharada de boniato confitado en el medio .

y doblar la masa sobre sí misma formando una empanadilla

Cerrar bien con los dedos para que no se salga el relleno en el horno.

Cortar el sobrante con un cuchillo.

Colocar en una bandeja de horno forrada con papel vegetal para que no se ensucie, pinchar con un palillo para que no se salga la masa y echar un poquito de azúcar en cada pastelito:

Cocer en el horno a unos 200º (cada horno es un mundo) vigilando continuamente para que no se doren demasiado.

¡Feliz Navidad y Bon profit!


HISTORIA

Unos día antes de que llegara la Navidad empezaba el trajín dels pastissets. La iaia buscando los boniatos blancos buenos, el azúcar la ralladura de limón, Una olla enorme encima del fuego y remover continuamente con una cuchara de madera, para que no se quemara el fondo,  las burbujas del dulce de boniato que explotaban y podían quemarte.

Luego la tarde de antes en la mesa de la cocina, la iaia equipada con su aparato especial para que la masa le quedara en su punto: el ojímetro que le decía si le faltaba aguardiente, haína o estaba perfecto. Hacíamos bolitas con la masa, todas iguales, y luego con el papel aceitado la forma dels pastissets.

Cuando salía la primera hornada, el olorcillo por toda la casa ya nos decía que estábamos en Navidad, ¡ahora sí!, y con la primera bandeja sacándolos rápido para poder llenarla otra vez y probarlos casi quemándonos.

Después de una de esas tardes de hace muuuuuchos años, vinieron unos amigos a buscarme para ir al cine. Recien sacados del horno les bajé, toda orgullosa,  uno a cada uno para que  probaran nuestra gran obra y, con cara de sorpresa y decepción, ví como uno de ellos me explicaba hasta con gestos y mofas que no le gustaban. Puede que le insistiera: -si...¡están recien hechos! y siguió diciendo que  no los probaba por el tremendo asco que le daba el boniato cuando bajaba por su garganta. No sé si aquel (piiiiiiiip) pretendía algo conmigo, pero lo tuvo claro....

Con otro chico hice la misma prueba. Cuando llegó Navidad le obsequié con un platito de los pastissets que la iaia siempre hace. Se comió uno...yo le observaba con gesto crítico y él ¡hasta cerró los ojos para saborearlos mejor e indicarme lo que le gustaban y a continuación otro y otro...ummmmm!  Los días siguientes todo fueron alabanzas y hasta se los guardaba para que le duraran más. Ni que decir tiene que aquel apuesto joven es hoy mi novio, marido y papi de mis hijos...y a pesar de no ser ya novedad, este año se abrió una botellita de sidra cuando llegué a casa con ellos para hacerles los honores y al día siguiente me llamó al trabajo diciendo lo buenos que estaban. Su opinión vale un tesoro porque no es nada diplomático ni zalamero.

Sólo espero el día en que mi niña empiece a festear para ver, con un pastisset de boniato, si el niñato que pretende llevársela es o no el adecuado, y si quiere algo de esta familia ya sabe lo que tiene que hacer....
 Imprimir receta

13 comentarios:

  1. Se ven muy ricos y ese paso a paso muy ilustrativo. Un besazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado fantásticos, me encantasn los pastissets de boniato, es mi dulce preferido.
    Yo los preparé hace unos días y para ser los primeros no me quedaron muy mal....

    Estos se ven deliciosos!!!!!

    ResponderEliminar
  3. pero que cosa más estupenda!!!!! a mi mi yaya también me los hacia....que recuerdos más bonitos!!! que pases una FELICES FIESTAS!!!!!! un besete enorme!

    ResponderEliminar
  4. Feliz Navidad!!!
    Me encantan estos pastissets de boniato, y eso que solo los he hecho una vez de recién casada, intentando copiar los que había probado en Valencia en mis tiempos de estudiante.

    ResponderEliminar
  5. Molt ben explicat, han de ser deliciosos! I l'instrument del iaio, genial! Bones festes!

    ResponderEliminar
  6. riquísimos estos pastissets! a mi me encantan, mi madre antes hacia pero este año se los han regalado, ella pone un vaso de anís, tenemos que probar tu medida con mistela. Felices navidades retrasadas porque no he podido visitaros y gracias por tu comentario animandome, muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Que buena historia Carmen...a mi me gustan tanto estos pastissets,que me extraña cuando a alguien no les gusta....estos son los de toda la vida,se desgrunan en la boca y tienen ese saborcito a anis que los hace inconfundibles..ummm...me encantan.
    Besets.

    ResponderEliminar
  8. Una receta muy buena y los pastelitos....mmmmmmmm...
    Bonita historia dels pastissets!

    Muchas gracias por vuestra receta!!!!!!!!
    Felices fiestas!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Mi iaia los guardaba en un arcón de madera cerrado con llave porque decia que los ratones se los comían y es que yo me escondía debajo de la cama a comérmelos. En mi casa, muchos años después siguen llamándome ratón cuando se acerca la Navidad y por supuesto que los seguimos haciendo las vísperas de las fiesta, ahora mi madre y yo y espero que algún dia mi hija también se una

    ResponderEliminar
  10. Nati soler, me cogueis tanta envidia que esta tarde voy hacer pastisets. U
    na receta ¡ESPECTACULAR!

    ResponderEliminar
  11. Hola M.Carmen!!! que historia más bonita,me ha recordado mi infancia cuando nos reuníamos en casa de mi abuela a preparar los pastelidos y después íbamos al horno de la calle a hornearlos.¡¡que tiempos !!!Ahhh a mi marido también le encantan los pastelitos de boniato.cuando llega noviembre le preparo casi todas las semanas para merendar.
    Me quedo en tu cocina que me es muy cercana....
    Besets

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la receta y la historia, me ha conmovido y evocado recuerdos casi perdidos. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  13. MUCHAS RACIAS POR TU RECETA Y SEGURAMENTE MAÑANA LO HARE

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails