sábado, 20 de agosto de 2016

GAZPACHO VERDE


INGREDIENTES


Dos pepinos (300 gr. una vez pelados)
100 gr. de espinacas frescas
250 gr. de agua muy fría.
4 cucharadas de vinagre de manzana
2 cucharadas de aceite de oliva
Un pellizco de sal
1 rebanada de pan
Yogur y nueces para adornar

PREPARACION TRADICIONAL


Poner en el vaso de la batidora todos los ingredientes y batir hasta que esté completamente mezclado.
Servir en vasos o boles individuales y adornar con yogur. Se ponen las gotas de yogur y con un cuchillo se cortan, así se forman corazones u hojas.

PREPARACION THERMOMIX


Poner en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes y poner a vel6 durante 1 minuto.
Subir a vel.8 durante un minuto o dos más, si no está bien mezclado poner un minuto más. Servir en vasos o boles individuales y adornar con yogur. Se ponen las gotas de yogur y con un cuchillo se cortan, así se forman corazones u hojas.

HISTORIA


En verano me encanta tomar gazpacho, me pasa como con la horchata, nunca tengo bastante. Por eso, cuando vi este gazpacho verde, me encantó la idea y en cuanto pude lo hice.
Fresquito está buenísimo y es muy saludable y rico.
Las espinacas son ricas en fibra insoluble, que aportan gran beneficio al aparato digestivo y contiene otros nutrientes muy importantes como vitamina C (antioxidante), vitamina K, ácido fólico y calcio.

Si además la consumimos sin cocer preservamos todas sus propiedades. 
Ahora que ya está avanzado el verano pienso que debería haber tomado más este gazpacho verde y menos del de cebada, que a la hora del aperitivo o por la tarde entra tan bien…por eso en vista que no conseguía el propósito que hice a principio del verano: ADELGAZAR DOS KILOS me lo cambié por: NO ENGORDAR y, cuando faltan quince días y a punto de volver al trabajo y a casa de mi mami, que me mima con sus guisos y atenciones creo que me lo voy a volver a cambiar por el de ENGORDAR SOLO UN POCO…


Print Friendly and PDF

miércoles, 10 de agosto de 2016

CORDERO COCIDO AL VACIO A BAJA TEMPERATURA


INGREDIENTES


Para la salmuera
1 litro de agua fría
100 gr. de sal
Para la paletilla
1 paletilla de cordero
Aceite de oliva
Unas gotas de limón
1 diente de ajo
Para emplatar
Brotes de lechugas variadas
Espárragos
Corazón de tomate

PREPARACION


Sumergir la paletilla en la salmuera bien fría y meter en la nevera durante una hora.

Congelar un cubito de aceite con unas gotas de limón (las máquinas de vacío caseras no envasan líquidos).
Secar bien  la paletilla y meterla con el ajo, el tomillo el cubito de aceite y limón en una bolsa de vacío y hacer el vacío.

Sumergir en una cacerola con agua a 65º durante 12 horas. Controlar con una sonda o bien con uno de los aparatos de cocer al vacío.
Pasado este tiempo o bien consumir inmediatamente o, si es para conservar, bajarlo rápido de temperatura hasta los 4º hasta el momento de consumirlo.

Si hemos elegido esta segunda opción hay que volver a darle los 65 grados mediante el baño. Cuidado de no calentarlo más para no estropear los beneficios del sous-vide.
Preparar una plancha muy muy caliente y marcar cada trozo de la carne por la parte de la piel, para que se produzca la reacción de Maillard y se caramelicen las proteínas.
Reducir el jugo que ha soltado con un poco de Maizena express
Emplatar y servir.

HISTORIA


Acabo de descubrir la cocina a baja temperatura y estoy enloquecida. Hice un curso a distancia con Joan Roca y claro, deseaba que lleguara el fin de semana para practicar. Como un sábado en el pueblo que tuve toda la noche el cordero al fuego.
Estaba en la vitrocerámica, al número 3. Y con la sonda de temperatura que cuando se pasaba pitaba…Lo mejor fue cuando a las cuatro de la mañana mi marido me preguntó donde iba y yo toda convencida le respondí que a vigilar el cordero…
La cocción al vacío es todo un descubrimiento, conserva las propiedades de los alimentos, no deja que se escapen y se evaporen los jugos…
Y sobre todo da una jugosidad a los alimentos impresionantes.
El cordero era pequeño, buenísimo, con el sabor intenso y concentrado y el al hacerlo con esta técnica se queda con un comer jugoso, diferente... Impresionante.

Pues eso, estoy deseando experimentar esta técnica con muchos alimentos más, como me he comprado el aparato Anova para cocer a baja temperatura, y ano me tendré que levantar por la noch, lo que no se donde ponerlo con tantos trastos...
Print Friendly and PDF

miércoles, 3 de agosto de 2016

FIT COOKIES PARA MANOLA


INGREDIENTES


2 Huevos
2 cucharadas de miel
El zumo y la ralladura de una naranja
1 cucharadita de levadura
200 gr. de copos de avena
100 gr. de harina de espelta integral.
100 gr. de aceite de oliva
1 pizca de sal
30 gr. de chocolate negro valor 0% azucares añadidos (opcional)
                 

PREPARACION


Mezclar el aceite, el huevo, la miel, el zumo, la ralladura. Batir bien hasta que esté todo bien integrado. Añadir las harinas, la levadura y la sal y mezclar con movimientos envolventes.
Calentar el horno a 180º y con dos cucharas hacer montoncitos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
Extender un poco con un cuchillo o paleta formando las galletas.

Se pueden añadir trocitos de chocolate puro, pasas, etc.

HISTORIA


Esta receta va dedicada a Manola, una seguidora del blog a la que, además de la cocina, le encantan el patchwork y las manualidades.
Ayer vino una amiga suya a buscarme en Manzanera para hacerse un selfie conmigo y mandárselo. Nos reímos un rato y charlamos.
A veces me escribe o me aborda una desconocida y me sorprendo cuando me comenta que es lectora del blog, que lo sigue, que le gustan las historias…No puedo remediarlo, me emociona  que me comenten detalles de mi persona, de mi familia…y es que los he ido dando a conocer receta tras receta, historia tras historia, y tras casi seis años, ahí están.
Aunque escribas lo que te sale del corazón y el blog nació sin ninguna pretensión, para conservar las recetas de la familia antes de recopilarlas en un libro que todavía no he acabado, me olvido que cada receta la leen unas quinientas personas de media (y las navideñas bastantes más) y ha cobrado una especie de vida propia.  
Pues eso, querida ‘fan’ espero que te guste esta receta, que pronto te encuentres muy bien y vengas a vernos al pueblo y lo conozcas y disfrutes como Yolanda y yo y, por supuesto que me llames y nos tomemos un café, las galletas las pondré yo y no de forma virtual si no real, como el abrazo que te daré. Muchas gracias por tu cariño!!!


Print Friendly and PDF

jueves, 21 de julio de 2016

ENSALADA GRIEGA


INGREDIENTES


Tomates
Pepinos
Cebolla morada
Pimiento verde
Queso feta
Hierbas para ensalada
Aceitunas de kalamata

PREPARACION


Cortar todas las verduras en trozos, si el pepino es muy tierno no hace falta pelarlo, si es grande pelarlo para que no amargue.
Colocarlo en un plato con las aceitunas y una cortada de queso feta por encima, espolvorear con las hierbas y aderezar con aceite y sal.

Al servir romper el queso y mezclar con los demás ingredientes y el aliño.

HISTORIA

 
Así éramos en 1991...

Hace veinticinco años estuve en Mikonos, y este verano he vuelto. Es impresionante como pasa el tiempo, parece que fue ayer, pero veinticinco son muchos años, aunque a la vista está que no han podido conmigo…
Entonces fui con la clase de derecho, en el viaje del paso del ecuador. Nos quedamos sorprendidos del clima de libertad que veíamos por la isla y del ambiente gay, que era como hoy en día España, pero que hace algunos años no era igual.
Tuvimos que comprar supositorios de glicerina y empezamos a hacer mímica fuera de la farmacia ensayando como nos haríamos entender. Al entrar, el boticario sonriente sostenía en su mano una caja, nos había visto hacer el tonto bien…
Ahora he ido con mi familia y los recuerdos se agolpaban en cada esquina. Volví a ver la farmacia  y pensé que mejor regalo… y volví a comprar supositorios para mi amiga, por lo menos nos reiremos un rato recordando aquel viaje.
Comimos en un chiringuito en la playa, la comida fue estupenda. Por supuesto pedimos Moussaka y también una ensalada griega como esta (me he traído el aceite, las olivas  y las hierbas de allí), pero que por supuesto no nos ha sabido igual que en la paradisíaca isla, viendo el mar y las blancas casas pintadas de azul y blanco…

domingo, 10 de julio de 2016

MOUSSE DE LECHE DE ALMENDRAS CON FRAMBUESA


INGREDIENTES


Para 4 vasitos o copas
Para la leche de almendras:
200 gr. de almendras
300 gr. de agua
50 gr. de azúcar
Para la mouse de leche de almendras:
200 gr. de leche de almendras
3 hojas de gelatina neutra
2 claras de huevo
25 gr. de azúcar
Para la mermelada de frambuesas
100 gr. de frambuesas
40 gr. de azúcar
3 gr. de pectina
Para adornar:
Frambuesas
Almendras

PREPARACION


Para la leche de almendras:
Triturar todos los ingredientes con la batidora o Themomix y guardar en la nevera durante 12 horas. Colar con un colador apretando bien con una cuchara par ano desperdiciar nada y reservar el agua que sale. Guardar en la nevera

Para la mouse de leche de almendras

Hidratar las hojas de gelatina en un plato con agua bien fría.
Poner tres dedos de leche de almendra en un vaso y calentar 30 segundos al microondas. Introducir la gelatina hidratada y
remover con una cuchara hasta que se funda completamente. Mezclar con el resto de leche de almendras y dejar un rato en la nevera.
Mientras montar las claras a punto de nieve, añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que estén bien firme. El truco para saber si ya están es ponerse el bol boca abajo encima de la cabeza…¡no deben caerse!
Mezclar el merengue con la leche de almendra semigelificada con movimientos envolventes.
Para la mermelada.
Poner la fruta en un cazo al fuego muy suave, mezclar el azúcar con la pectina y añadir. Cocer por 10 minutos y enfriar.

Para el montaje
Poner la mousse en vasitos o copas. Añadir la mermelada y adornar con frambuesas y almendras.

HISTORIA


Vi esta receta en una revista y en seguida me acordé de mi madre, la iaia.
Ella debe ser intolerante a la lactosa, no prueba la leche porque le sienta mal, pero como en su época no se estilaban las intolerancias, le obligaban a tomarse el vaso de leche día tras día, antes de limpiar la casa e ir al colegio, y claro, se pasaba toda la mañana con el gusto a leche agria repitiéndole, por lo que además de intolerancia desarrolló un odio sin límite a la leche, a los lácteos, a los alimentos blancos y a todo lo que se le parezca.
Por eso esta receta es adecuada para ella y para los del club al que hasta que fue mayor, no sabía que pertenecía. El de los intolerantes a la lactosa.
También es un postre vegano100% sustituyendo la gelatina por agar agar, y fit 100% sustituyendo el azúcar por fructosa o estevia.
Es ligero, poco dulce, y el ácido de la mermelada combina de maravilla… ¿Qué más se puede pedir?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails