martes, 15 de agosto de 2017

FIDEUA DE PATO Y FOIE


Receta realizada, escrita y fotografiada por Alberto Chichín de Carlet (Valencia)
INGREDIENTES (Para diez personas)


6 o 7 trozos de foie de pato.
5 muslos de pato en confit.
1cebolla
4 tomates pera.
1kg fideos n 4 (100 gr. Por persona).
Pimentón de la vera ( 2 a 3 cucharaditas).
Para el caldo:
3 huesos de ternera
1 puerro
1 o 2 zanahorias
1 nabo y una chirivía
1 cebolla
2 trozos de ternera para guisar


PREPARACION

Hacer un fumet con los ingredientes para el caldo, colarlo y reservar.
Separar la carne del muslo del pato y desmigarla en trozos pequeños. 

Cortar también en trozos pequeños la ternera de guisar utilizada en el fumet. Reservar la grasa para el sofrito.
Colocar la paella al fuego, añadir la grasa del pato y sofreír el foie un poco por cada lado. Reservar.

Añadir la cebolla rallada, remover 2 minutos y añadir el tomate.
A continuación, damos unas vueltas a las mollitas de pato y ternera.
Añadir los fideos y el pimentón de la Vera, remover 1 minuto, y mojar con el fumet. 

Cuando comience a hervir repartir el foie por encima en trozos pequeños, que no hierva a fuego muy fuerte, estará lista cuando los fideos chisporreen y miren un poco hacia arriba.

HISTORIA

Esta receta es muy especial. Se diferencia de todas, sí, de todas las recetas que hay publicadas en el blog y es por una razón: No la he hecho yo.
Conocí a Alberto en un curso de cocina de Ricard Camarena y conectamos enseguida. Me llamó la atención su pasión por la cocina y sus ganas de aprender, cosa de compartimos, pero también su alegría y su amor por el trabajo en el campo. Nos tomamos una cerveza y además de compartir recetas y trucos nos contamos un poco la vida, descubrimos amigos y conocidos comunes y luego seguimos en contacto por whatsapp
Hace poco quedamos a tomar otra cerveza y me contó lo que le había gustado esta receta que había hecho para sus amigos, ya que siempre cocina él cuando se reúnen.
-Como yo no tengo blog, he pensado que la publiques en el tuyo y que me la dediques, sé que te va a gustar-me dijo
Tengo los ingredientes comprados desde julio, pero por unas cosas u otras no la he podido hacer, y como él la había escrito y fotografiado con mimo para mí, no he dudado en publicarla, confío en el resultado, a la vista está y conforme la vayáis haciendo ya me contáis…
Gracias Alberto por tu cariño y por tu receta, querías que te la dedicara, pero ya has visto que me la dedicas tú a mí. Estas son las recetas que me gustan, cuando algún amigo me dice: -mira, te he escrito la receta, porque haciéndola me he acordado de ti y sabía que te iba a gustar…
Print Friendly and PDF

sábado, 29 de julio de 2017

TORTADA DE ALMENDRA


INGREDIENTES

4 huevos
200 gr de azúcar
Ralladura de un limón
125 gr. de harina
125 gr. de almendra
250 gr. de leche
125 gr. de aceite de girasol
3 papelitos de cada color de gaseosa

PREPARACION 

Separar las claras de las yemas y colocar las primeras en un bol. Batir a punto de nieve con una batidora de varillas y cuando estén firmes añadir el azúcar. Cuando ya esté todo integrado y firme añadir las yemas de una en una y los papelitos ácidos. Que vaya integrándose una antes de echar la siguiente.
Luego añadir la leche y el aceite y seguir batiendo.
Tamizar la harina y la almendra y los otros papelitos y mezclar con una espátula con movimientos envolventes.
Hornear a 190 grados de 30 a 40 minutos, lo mejor a los treinta es pinchar con un cuchillo y ver si sale limpio.
Adornar con azúcar glass, se puede poner una plantilla como la de la foto y se hace la silueta de un dibujo.

HISTORIA

Hay personas que no te dejan indiferente, que te influyen y son un referente y el Padre Iván de Manzanera es una de ellas.
Consiguió que volviera a ir a misa los domingos que podía, y es que sus Homilías, lejos de ser sermones caducos, son auténticas lecciones de vida. Nos ponía tareas para la semana, como amar a los demás, perdonar y la que más me gustaba: estar muy alegres y felices.
Un día le dije a Juan al volver:
-Mira, estoy súper bien, no sé si vengo de misa o del psicólogo! Y tengo la obligación de ser feliz esta semana.
Por eso me dio tanta pena cuando me dijeron que había finalizado su labor en Teruel y volvía a su tierra, Santa Margarita en Colombia.
Hicimos una merienda de despedida y yo llevé esta tortada que sale muy jugosa y rica.
Le deseo lo mejor, se lo merece. Aquí deja muchas fans entre las que me encuentro, Se lleva toda mi admiración y respeto y tengo la seguridad de que volverá a alegrar y a enseñar a amar y perdonar a muchas otras personas.
Quiero despedir esta entrada como lo haría el padre Iván:

¡Sean muy piadosos y sean muy felices!
Print Friendly and PDF

domingo, 23 de julio de 2017

ESCABECHE DE CORZO


INGREDIENTES


Una pierna de corzo
Dos cebollas
Tres zanahorias
Dos hojas de laurel
Una rama de romero
Una rama de tomillo
Unas bolas de pimienta negra
Tres dientes de ajo
Una ñora
Un vaso de vinagre
Un vaso de vino blanco
Un vaso de aceite

PREPARACION



Deshuesar la pierna y cortar la carne en dados. Es una carne muy roja pero muy tierna, la deshuesé y corté sin dificultad, no me la imaginaba así.
Salpimentar las piezas, y sofreírlas para sellar la carne.
Sacar y reservar.

Cortar las cebollas en juliana y las zanahorias en bastones. Dar unas vueltas en el mismo aceite junto con las especias y las hierbas.
Añadir la carne y los vasos de aceite, vino y vinagre y cocer una hora o media en la olla exprés.

Es conveniente dejarlo de un día para otro para que se asienten todos los sabores, se puede servir templado, acompañado de una ensalada o unas patatas fritas.

HISTORIA


Cuando me dijeron que me habían cazado un corzo para mí, no puedo explicar lo que sentí. Primero una gran alegría, porque nunca lo había probado ni cocinado y me encanta probar y experimentar, y luego me sentí como muy especial por aquel regalo y le dije a Juan:
-¿A cuántas personas conoces qué les hayan cazado un corzo?
En cuanto me lo trajeron me puse a investigar por internet, recetas, cocciones y todo lo que pude encontrar. Descubrí que hasta hay una página de amigos del corzo y aprendí la vida y costumbres de este animal.
Descongelé una de las piernas y elegí hacerlo en escabeche. Al tener las cuatro patas, haré más preparaciones pero ahora en verano el escabeche me apetecía. Sentía una gran responsabilidad ya que una carne tan valiosa no podía ser cocinada de cualquier manera ni estropeada por desconocimiento.
Ha salido impresionante, y eso que lo hemos probado el mismo día y dicen que ha de estar reposando un par de días para que coja bien todo el sabor.

Lo mejor fue el reconocimiento que me hizo el mismo cazador. Con eso bastó!
Print Friendly and PDF

sábado, 15 de julio de 2017

MAGDALENAS DE CHORIZO


INGREDIENTES


150 gr. de chorizo y una cortada finita por cada magdalena para adornar
2 huevos XL
120 gr. de harina
Un sobre de levadura Royal
80 gr. de mantequilla
50 gr. de leche
1 pellizco de sal
10 gr. de azúcar
Una pizca de pimienta

PREPARACION TRADICIONAL


Cortar el chorizo a trocitos pequeños o bien triturar en una picadora.
Batir los huevos con el azúcar y la sal, añadir la mantequilla derretida y la leche, por último la harina, la levadura y el chorizo picado. Repartir bien.

Llenar las cápsulas de las magdalenas hasta tres cuartos y meter al horno previamente caliente a 190º durante veinte minutos.

PREPARACION THERMOMIX


Poner el chorizo en el vaso de la Thermomix y dar unos golpes de turbo, es mejor que esté congelado ya a cortadas. Sacar del vaso y reservar. Sin lavar poner los huevos con el azúcar y la sal, y programar 1 minuto a vel. 4. Añadir la mantequilla derretida y la leche y meclar unos segundos a vel. 4.

 Por último la harina, la levadura y el chorizo picado, seguir con vel. 3 hasta que esté todo integrado.

Llenar las cápsulas de las magdalenas hasta tres cuartos y meter al horno previamente caliente a 190º durante veinte minutos.


HISTORIA


El año pasado llevé estas magdalenas a una comida con los amigos de toda la vida. Nos las tomábamos con unas cervecitas y unas risas antes de comer y me dio por pensar:
-Que llevábamos más de veinticinco años teniendo tertulias
-Que habíamos cambiado mucho. Me fijaba no tanto en cómo habíamos cambiado nosotros a pesar de las canas, arrugas, kilos.., sino en cómo había evolucionado y cambiado nuestra conversación.
Primero hablábamos de los estudios, de los ligues..Luego de azulejos de cuarto de baño, de muebles, preparamos bodas…
Sin darnos cuenta comenzamos a discutir si era mejor el Dalsy o el Junifen, pasamos comuniones y adolescencias, nuestros hijos empezaron a ennoviarse, incluso una de nosotras ya es abuela..
De repente volví a la tertulia y me di cuenta de algo: el tema que monopolizaba la conversación era el colesterol que cada uno teníamos en sangre…
Había llegado el momento, no había vuelta atrás.

Algo había contribuido yo con estas chorimagdalenas, pero me consolé pensando que nos seguíamos riendo juntos igual o más, y que, lo que había incrementado es lo que nos queremos, por suerte, muchísimo más que las canas o el colesterol…
Print Friendly and PDF

sábado, 8 de julio de 2017

SALMOREJO DE CHERRYS Y CEREZAS


INGREDIENTES (para dos personas)


250 gr. de tomates cherry
250 gr. de cerezas
Un poco de sal
Un poco de vinagre
Un chorritón de aceite de oliva
Una rebanada de pan
Dos cortadas de jamón serrano
Medio diente de ajo

PREPARACION THERMOMIX



Lavar los cherrys y las picotas, lo tendremos todo en la nevera para que estén bien fríos. Quitar los huesos a las picotas con un accesorio especial o bien con un cuchillo pequeño.
Colocar las dos cosas en el vaso junto con la sal, el vinagre, el ajo y el pan y mezclar un minuto a vel 6. Bajar los restos de las paredes y mezclar otro minuto a vel 10.

Guardar en el frigorífico
Colocar encima de un plato llano el jamón en el microondas un minuto y medio a 800º. Dejar enfriar y partir con los dedos.
Servir en boles individuales con las escamas de jamón por encima.

PREPARACION TRADICIONAL


Lavar los cherrys y las picotas, lo tendremos todo en la nevera para que estén bien fríos. Quitar los huesos a las picotas con un accesorio especial o bien con un cuchillo pequeño.
Colocar las dos cosas en el vaso de la batidora junto con la sal, el vinagre, el ajo y el pan y batir a máxima velocidad hasta que esté bien triturado. Guardar en el frigorífico

Colocar encima de un plato llano el jamón en el microondas un minuto y medio a 800º. Dejar enfriar y partir con los dedos.
Servir en boles individuales con las escamas de jamón por encima.

HISTORIA



Al final tenía razón Serrat cuando cantaba ‘cada quien es cada cual y baja las escaleras como quiere’.
Y es que aunque intentes educar, cada uno es de una manera. A veces me desespero intentando encontrar en ellos algo de cordura, algo de lo que les he enseñado, de lo que han debido aprender con mi ejemplo… y me desespero pensando que todo ha sido en vano.
Bendita adolescencia, divertida y desesperante, explosiva y extrema, y que hay que pasar, ellos y los que estamos alrededor.
Menos mal que alguien que me conoce porque me ha parido me consuela, esta vez con un bello poema de Santa Teresa. Leedlo mientras degustáis este exquisito entrante, fresquito, como apetece en verano y que quita los calores, tanto físicos como psíquicos si como yo, tenéis un par de adolescentes en casa:

Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.
Sin embargo…
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado.
Print Friendly and PDF

sábado, 1 de julio de 2017

ENSALADILLA ESTILO RICARD CAMARENA


INGREDIENTES


3 patatas medianas
3 zanahorias
Un puñado de judías verdes
2 huevos
2 latas de migas de atún
Para la mayonesa
1 huevo
200 gr. de aceite de girasol
50 gr. de aceite de oliva
Un chorritón de vinagre (al gusto)
Un pellizco de sal

PREPARACION TRADICIONAL


Poner una olla con abundante agua en el fuego y que empiece a hervir a fuego vivo. Colocar encima de la olla una vaporera y colocar en ella las patatas limpias pero con piel, las zanahorias peladas y las judías lavadas y con las puntas cortadas. Envolver los huevos con film y colocarlos también.
Tener durante treinta minutos, pinchar una patata con una brocheta y si ya está blanda, dejar reposar hasta que se enfríe, si aún está algo dura seguir diez o quince minutos más.
Es mejor hacer esto por la noche y seguir a la mañana siguiente, cuando ya se ha enfriado todo.

Pelar las patatas y rallar con un rallador de malla ancha, lo mismo que las zanahorias y los huevos. Cortar las judías a trocitos muy pequeños.
Mezclar todo en un bol con un pellizco de sal, las migas de atún escurrido y la mayonesa al gusto
Servir con saladitos.

Para hacer la mayonesa:
Colocar en el vaso de la mayonesa el huevo, un pellizco de sal y unas gotas de vinagre. Colocar encima la batidora y dejarla en posición vertical. Añadir todo el aceite y comenzar a batir a mitad de la potencia sin mover la batidora. Cuando comience a cuajar continuar con la batidora quieta y luego ir moviendo de abajo arriba hasta que está todo el vaso cuajado.

PREPARACION THERMOMIX



Colocar en el vaso de la Thermomix litro y medio de agua y poner la vaporera encima. Programar 40 minutos a v. 3 temperatura varoma.
Colocar en la vaporera las patatas limpias pero con piel, las zanahorias peladas y las judías lavadas y con las puntas cortadas. Envolver los huevos con film y colocarlos también.
Cuando acabe el tiempo, pinchar una patata con una brocheta y si no está dura dejar reposar hasta que se enfríe, si está algo dura poner 10 minutos más.
Es mejor hacerlo por la noche y prepararla a la mañana siguiente.
Pelar las patatas y rallar con un rallador de malla ancha, lo mismo con las zanahorias y con los huevos. Cortar las judías a trocitos muy pequeños.
Mezclar todo en un bol con un pellizco de sal, las migas de atún escurrido y la mayonesa al gusto
Servir con saladitos.

Para hacer la mayonesa:
Poner una jarra encima de la tapa de la Thermomix, pulsar la función balanza y pesar. Reservar el aceite.
Colocar dentro del vaso el huevo, el vinagre y la sal y meclar un minuto a vel. 5.
Luego poner vel. 4 y sin tiempo ir vertiendo el aceite a hilillo hasta que esté todo incorporado. Bajar con la espátula los restos de las paredes y mezclar de nuevo unos segundos a vel 4. 

HISTORIA



El verano ha entrado de repente, como suele pasar últimamente, directamente, sin pasar por la casilla de salida y sin cobrar las veinte mil pesetas…
Por eso apetecen platos fresquitos como esta ensaladilla.
Estaba arreglando unas estanterías donde tenía revistas con cosas de ganchillo y me decidí a tirar parte, porque aunque me reencarnara no creo que nunca terminara un mantel a ganchillo o una colcha.
Pero ojeándolas vi algo que llamó mucho mi atención: ¡un gorro de ganchillo! A dos colores, monísimo, en blanco y rosa. Sentí como un arrebato y una necesidad imperiosa de hacerme aquel gorro y súper ilusionada con mi ganchillo del número 4 y unos restos de lana empecé a tejerlo…
No sabría descifrar la cara de Juan cuando me vio entusiasmada con mi nueva labor:
-¿Qué estás haciendo un gorro de lana con este calor?
-¿A que es monísimo? Le dije poniéndome el ruedo que llevaba hecho en la cabeza
-Puessssss, si, pareces el papa
Seguro que pensó en ingresarme en un centro psiquiatrico, aunque no lo hizo, debe estar acostumbrado a mis arrebatos, menos mal que le compensé con una rica ensaladilla como esta y se le olvidó mi imagen tejiendo un gorro de lana a casi 40 grados…
Print Friendly and PDF

sábado, 17 de junio de 2017

PAN PERSA O LABNE DE IBAN YARZA


INGREDIENTES


Masa madre de levadura
125 gr. de harina de repostería
75 gr. de de agua
5 gr. de levadura fresca

Masa
200 gr. de la madre de levadura
350 gr. de harina de repostería.
150 gr. de sémola de trigo duro ( si no se tiene se pueden picar unos macarrones o cualquier pasta en la picadora o la Thermomix)
300 gr. de agua
10 gr. de sal

Para decorar
1 cucharada de harina
1 vaso de agua

PREPARACIÓN TRADICIONAL


Mezclar los ingredientes de la masa madre y amasar un par de minutos. Dejar reposar de 3 horas hasta toda la noche dentro de un tupper en la nevera (depende de la prisa que se tenga).

Mezclar los ingredientes de la masa. Dejarlos reposar cinco minutos y amasar plegándola sobre la mesa y haciéndola rodar por la mesa. La mesa apenas se adhiere. Tras 10 minutos de amasado, dejar en un bol que fermente una hora y media.

Dividir la masa en dos y estirar encima de un papel vegetal con los dedos y luego estirando desde los extremos o con un rodillo hasta obtener dos lenguas de masa de 40 cm de largo y un cm. de gordo. Cubrirlas con un paño y dejar levar hasta que alcancen los dos cm. y estén esponjosos.
Mientras cocer el vaso de agua con la cucharada de harina hirviéndola un minuto.
Una vez fermentados los panes colocar sobre cada uno un par de cucharadas del líquido hervido y hacer unos caminos con los dedos como si estuviéramos tecleando tratando de llegar a la mesa con los dedos.
Espolvorear con semillas de sésamo o sal gorda y hornear a 250º 10 minutos.
La mezcla de harina y agua hervida le da a la corteza un color dorado precioso y un sabor dulce.

PREPARACIÓN THERMOMIX



Introducir en el vaso los ingredientes de la masa madre y amasar un par de minutos. Dejar reposar de 3 horas en el mismo vaso o bien meter el vaso toda la noche en la nevera
Montar de nuevo el vaso en la Thermomix e Introducir los ingredientes de la masa. Mezclar al número seis unos segundos y luego poner vel. espiga 10 minutos. Dejarlos reposar cinco minutos y volver a poner vel. espiga 10 minutos. Dejar en el bol que fermente una hora y media.
Dividir la masa en dos y estirar encima de un papel vegetal con los dedos y luego estirando desde los extremos o con un rodillo hasta obtener dos lenguas de masa de 40 cm de largo y un cm. de gordo. Cubrirlas con un paño y dejar levar hasta que alcancen los dos cm. y estén esponjosos.

Mientras cocer el vaso de agua con la cucharada de harina hirviéndola un minuto.
Una vez fermentados los panes colocar sobre cada uno un par de cucharadas del líquido hervido y hacer unos caminos con los dedos como si estuviéramos tecleando tratando de llegar a la mesa con los dedos.
Espolvorear con semillas de sésamo o sal gorda y hornear a 250º 10 minutos.
La mezcla de harina y agua hervida le da a la corteza un color dorado precioso y un sabor dulce.


HISTORIA



No soporto a la gente que se queja de los lunes, mejor dicho, con la edad me estoy radicalizando y no soporto a la gente que se queja.
Normalmente cuando atiendo a un cliente por teléfono y pregunto cómo está me dice con voz triste: -Pues ya ves…de lunes…
Y yo digo, -¿Qué culpa tendrán los lunes? Empieza la semana y hemos de disfrutar igual. Quejándonos o no  llega en seguida el fin de semana, y el siguiente, y la siguiente Navidad y el siguiente verano…esto va tan deprisa!
Por eso os propongo disfrutar de los lunes y de los martes y de todos los días porque al final si hemos de trabajar, o estudiar o lo que sea vale la pena ponerlo en valor y darnos cuenta que todo pasa y muy rápido para no vivir felices a cada momento.

Desde luego que este pan va bien para cualquier día, disfrutareis tanto haciéndolo y por supuesto degustándolo que, si es lunes, lo vais a llevar muchísimo mejor!

Print Friendly and PDF

domingo, 11 de junio de 2017

GOFRES


INGREDIENTES


120 gr. de leche
10 gr. de levadura fresca
40 gr. de azúcar
300 gr. de harina de fuerza
Media cucharadita de sal
1 huevo
1 cucharadita de vainilla líquida
120 gr. de mantequilla
100 gr. de azúcar para rebozar
Aceite en spray para engrasar

PREPARACION TRADICIONAL


Poner en un bol la leche (que esté un pelín templadita), la levadura y el azúcar, remover con una cuchara de madera.
Dejar reposar de diez a veinte minutos.
Añadir el resto de los ingredientes excepto la mantequilla, que tendremos cortada a cuadraditos en la nevera.
Amasar hasta que esté todo bien integrado. Esperar diez minutos e ir integrando la mantequilla poco a poco y seguir amasando.
Dejar reposar una hora y dividir la masa en ocho trozos. Hacer unas bolas y rebozar en azúcar.
Colocar en la gofrera con espray y cocinar seis minutos.
Yo tengo un molde de silicona y lo pongo 14 minutos a 200º


PREPARACION THERMOMIX


Poner en el vaso 60 gr. de leche, la levadura y 10 gr. de azúcar. Poner a velocidad dos, 37 grados y velocidad 1.
Reposar 10 minutos.
Añadir todo excepto la mantequilla y poner velocidad espiga cinco minutos. Seguir a vel 4 e ir añadiendo la mantequilla cortada a cuadraditos muy fría poco a poco.
Dejar reposar una hora y dividir la masa en ocho trozos. Hacer unas bolas y rebozar en azúcar.
Colocar en la gofrera con espray y cocinar seis minutos.
Yo tengo un molde de silicona y lo pongo 14 minutos a 200º

HISTORIA


Escucharse, conocerse, saber que necesita el otro.
Diariamente paso por la puerta de una entidad bancaria y leo divertida este cartel.
Me pregunto qué intentan vender con estas frases, tan poco creíbles para que las diga un banco, parecen más propias de la puerta de una Iglesia o un colegio religioso.
Me imagino a Manuel Pérez cuando vea que no ha cumplido los objetivos que le han impuesto, pero le comente a su jefe que a sus clientes les gusta la paella y el tinto de verano, porque los conoce muy bien.

Al pobre Manuel Pérez lo despedirán cuando dos o tres trimestres seguidos salga al final del ranking, a no ser que utilice la información que saque escuchando, conociendo y sabiendo para venderle muchos más productos a sus clientes que le hagan cumplir sus objetivos. 
Nada nuevo, un banco y un eslogan un tanto rancio y que no dice nada…
Menos mal que os conozco y escucho y sé que necesitabais la receta de estos gofres tan ricos para merendar!

Print Friendly and PDF

domingo, 4 de junio de 2017

ARROZ CALDOSO DE CANGREJOS A LEÑA EN OLLA DE BARRO


INGREDIENTES


Para cuatro personas
Medio kilo de cangrejos
Media cebolla
Una hoja de laurel
Unos granos de pimienta
Sal
Cuatro cigalas
Un puñado de gambas rojas
Un tomate de pera bien rojo
Un ajito
Una cucharada de pimentón
200 gr. de arroz


PREPARACION


Hacer el caldo cortando cada cangrejo en cuatro partes y cubriéndolos de agua. Añadir la cebolla, la hoja de laurel y las bolas de pimienta.
Hervir durante quince minutos, añadir la sal y hervir durante cinco minutos más.

Encender el fuego, ir colocando ramas finitas poco a poco
Colar el caldo y poner 800 ml. en la olla de barro. En una sartén a parte hacer un sofrito con los ajitos y el tomate. Apagar el fuego y echar una cucharadita de pimentón. Echar este sofrito en la olla, cuando esté hirviendo, echar el arroz y esperar diez minutos, añadir las cigalas y gambas y esperar cinco minutos más.

Sacar la olla del fuego y en dos o tres minutos servir. Conviene poner poca cantidad e ir sirviendo poco a poco a medida que lo consumimos, así se mantiene caliente y coge más sabor.
Hoy nada de prisas, hacer el fuego con mimo, poner la olla encima y ¡a disfrutar..!

HISTORIA

Cuando estudiaba la carrera, siempre me faltaban unas horas, una tarde, para poder sentir que ya me lo sabía todo. Entonces pensaba en esos otros momentos en que tenía que perder el tiempo sin remedio: cuando tenía que esperar, cuando no sabía qué hacer… y se me ocurría que sería bonito poder embotellar el tiempo que nos sobraba a veces y poder abrir una de esas botellas cuando lo necesitáramos.
Esta tontería vino de nuevo a mi mente el otro día, cuando tenía cita en el oftalmólogo  a las cinco, y a las cinco y media pregunté cuántas personas tenía delante y me confesaron que todavía tres… Era la tercera vez que iba y la tercera vez que me hacían esperar más de media hora.
Me entró un arrebato y dije que no podía esperar más y que me iba. Si al menos hubiera podido embotellar ese tiempo perdido en la consulta de un oftalmólogo…
Y es que no aguanto que me tomen el pelo, si te dan cita a las cinco, por qué no pueden atenderte puntualmente? Entiendo que un día un médico tenga una emergencia, pero porqué te han de atender  sistemáticamente de media a una hora tarde o incluso más?
Opino que mi tiempo es tan valioso como el de cualquiera, aunque tenga una carrera de medicina,  y al menos, hasta que no se pueda embotellar, no pienso malgastarlo en la consulta de nadie, prefiero pasarlo cocinando una rica receta como esta!
Por cierto, pedí cita en otro oftalmólogo y tuve que esperar quince días, y otros cuarenta y cinco minutos para que me atendieran. Tampoco pude embotellar este tiempo…
Print Friendly and PDF

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails