sábado, 17 de junio de 2017

PAN PERSA O LABNE DE IBAN YARZA


INGREDIENTES


Masa madre de levadura
125 gr. de harina de repostería
75 gr. de de agua
5 gr. de levadura fresca

Masa
200 gr. de la madre de levadura
350 gr. de harina de repostería.
150 gr. de sémola de trigo duro ( si no se tiene se pueden picar unos macarrones o cualquier pasta en la picadora o la Thermomix)
300 gr. de agua
10 gr. de sal

Para decorar
1 cucharada de harina
1 vaso de agua

PREPARACIÓN TRADICIONAL


Mezclar los ingredientes de la masa madre y amasar un par de minutos. Dejar reposar de 3 horas hasta toda la noche dentro de un tupper en la nevera (depende de la prisa que se tenga).

Mezclar los ingredientes de la masa. Dejarlos reposar cinco minutos y amasar plegándola sobre la mesa y haciéndola rodar por la mesa. La mesa apenas se adhiere. Tras 10 minutos de amasado, dejar en un bol que fermente una hora y media.

Dividir la masa en dos y estirar encima de un papel vegetal con los dedos y luego estirando desde los extremos o con un rodillo hasta obtener dos lenguas de masa de 40 cm de largo y un cm. de gordo. Cubrirlas con un paño y dejar levar hasta que alcancen los dos cm. y estén esponjosos.
Mientras cocer el vaso de agua con la cucharada de harina hirviéndola un minuto.
Una vez fermentados los panes colocar sobre cada uno un par de cucharadas del líquido hervido y hacer unos caminos con los dedos como si estuviéramos tecleando tratando de llegar a la mesa con los dedos.
Espolvorear con semillas de sésamo o sal gorda y hornear a 250º 10 minutos.
La mezcla de harina y agua hervida le da a la corteza un color dorado precioso y un sabor dulce.

PREPARACIÓN THERMOMIX



Introducir en el vaso los ingredientes de la masa madre y amasar un par de minutos. Dejar reposar de 3 horas en el mismo vaso o bien meter el vaso toda la noche en la nevera
Montar de nuevo el vaso en la Thermomix e Introducir los ingredientes de la masa. Mezclar al número seis unos segundos y luego poner vel. espiga 10 minutos. Dejarlos reposar cinco minutos y volver a poner vel. espiga 10 minutos. Dejar en el bol que fermente una hora y media.
Dividir la masa en dos y estirar encima de un papel vegetal con los dedos y luego estirando desde los extremos o con un rodillo hasta obtener dos lenguas de masa de 40 cm de largo y un cm. de gordo. Cubrirlas con un paño y dejar levar hasta que alcancen los dos cm. y estén esponjosos.

Mientras cocer el vaso de agua con la cucharada de harina hirviéndola un minuto.
Una vez fermentados los panes colocar sobre cada uno un par de cucharadas del líquido hervido y hacer unos caminos con los dedos como si estuviéramos tecleando tratando de llegar a la mesa con los dedos.
Espolvorear con semillas de sésamo o sal gorda y hornear a 250º 10 minutos.
La mezcla de harina y agua hervida le da a la corteza un color dorado precioso y un sabor dulce.


HISTORIA



No soporto a la gente que se queja de los lunes, mejor dicho, con la edad me estoy radicalizando y no soporto a la gente que se queja.
Normalmente cuando atiendo a un cliente por teléfono y pregunto cómo está me dice con voz triste: -Pues ya ves…de lunes…
Y yo digo, -¿Qué culpa tendrán los lunes? Empieza la semana y hemos de disfrutar igual. Quejándonos o no  llega en seguida el fin de semana, y el siguiente, y la siguiente Navidad y el siguiente verano…esto va tan deprisa!
Por eso os propongo disfrutar de los lunes y de los martes y de todos los días porque al final si hemos de trabajar, o estudiar o lo que sea vale la pena ponerlo en valor y darnos cuenta que todo pasa y muy rápido para no vivir felices a cada momento.

Desde luego que este pan va bien para cualquier día, disfrutareis tanto haciéndolo y por supuesto degustándolo que, si es lunes, lo vais a llevar muchísimo mejor!

Print Friendly and PDF

domingo, 11 de junio de 2017

GOFRES


INGREDIENTES


120 gr. de leche
10 gr. de levadura fresca
40 gr. de azúcar
300 gr. de harina de fuerza
Media cucharadita de sal
1 huevo
1 cucharadita de vainilla líquida
120 gr. de mantequilla
100 gr. de azúcar para rebozar
Aceite en spray para engrasar

PREPARACION TRADICIONAL


Poner en un bol la leche (que esté un pelín templadita), la levadura y el azúcar, remover con una cuchara de madera.
Dejar reposar de diez a veinte minutos.
Añadir el resto de los ingredientes excepto la mantequilla, que tendremos cortada a cuadraditos en la nevera.
Amasar hasta que esté todo bien integrado. Esperar diez minutos e ir integrando la mantequilla poco a poco y seguir amasando.
Dejar reposar una hora y dividir la masa en ocho trozos. Hacer unas bolas y rebozar en azúcar.
Colocar en la gofrera con espray y cocinar seis minutos.
Yo tengo un molde de silicona y lo pongo 14 minutos a 200º


PREPARACION THERMOMIX


Poner en el vaso 60 gr. de leche, la levadura y 10 gr. de azúcar. Poner a velocidad dos, 37 grados y velocidad 1.
Reposar 10 minutos.
Añadir todo excepto la mantequilla y poner velocidad espiga cinco minutos. Seguir a vel 4 e ir añadiendo la mantequilla cortada a cuadraditos muy fría poco a poco.
Dejar reposar una hora y dividir la masa en ocho trozos. Hacer unas bolas y rebozar en azúcar.
Colocar en la gofrera con espray y cocinar seis minutos.
Yo tengo un molde de silicona y lo pongo 14 minutos a 200º

HISTORIA


Escucharse, conocerse, saber que necesita el otro.
Diariamente paso por la puerta de una entidad bancaria y leo divertida este cartel.
Me pregunto qué intentan vender con estas frases, tan poco creíbles para que las diga un banco, parecen más propias de la puerta de una Iglesia o un colegio religioso.
Me imagino a Manuel Pérez cuando vea que no ha cumplido los objetivos que le han impuesto, pero le comente a su jefe que a sus clientes les gusta la paella y el tinto de verano, porque los conoce muy bien.

Al pobre Manuel Pérez lo despedirán cuando dos o tres trimestres seguidos salga al final del ranking, a no ser que utilice la información que saque escuchando, conociendo y sabiendo para venderle muchos más productos a sus clientes que le hagan cumplir sus objetivos. 
Nada nuevo, un banco y un eslogan un tanto rancio y que no dice nada…
Menos mal que os conozco y escucho y sé que necesitabais la receta de estos gofres tan ricos para merendar!

Print Friendly and PDF

domingo, 4 de junio de 2017

ARROZ CALDOSO DE CANGREJOS A LEÑA EN OLLA DE BARRO


INGREDIENTES


Para cuatro personas
Medio kilo de cangrejos
Media cebolla
Una hoja de laurel
Unos granos de pimienta
Sal
Cuatro cigalas
Un puñado de gambas rojas
Un tomate de pera bien rojo
Un ajito
Una cucharada de pimentón
200 gr. de arroz


PREPARACION


Hacer el caldo cortando cada cangrejo en cuatro partes y cubriéndolos de agua. Añadir la cebolla, la hoja de laurel y las bolas de pimienta.
Hervir durante quince minutos, añadir la sal y hervir durante cinco minutos más.

Encender el fuego, ir colocando ramas finitas poco a poco
Colar el caldo y poner 800 ml. en la olla de barro. En una sartén a parte hacer un sofrito con los ajitos y el tomate. Apagar el fuego y echar una cucharadita de pimentón. Echar este sofrito en la olla, cuando esté hirviendo, echar el arroz y esperar diez minutos, añadir las cigalas y gambas y esperar cinco minutos más.

Sacar la olla del fuego y en dos o tres minutos servir. Conviene poner poca cantidad e ir sirviendo poco a poco a medida que lo consumimos, así se mantiene caliente y coge más sabor.
Hoy nada de prisas, hacer el fuego con mimo, poner la olla encima y ¡a disfrutar..!

HISTORIA

Cuando estudiaba la carrera, siempre me faltaban unas horas, una tarde, para poder sentir que ya me lo sabía todo. Entonces pensaba en esos otros momentos en que tenía que perder el tiempo sin remedio: cuando tenía que esperar, cuando no sabía qué hacer… y se me ocurría que sería bonito poder embotellar el tiempo que nos sobraba a veces y poder abrir una de esas botellas cuando lo necesitáramos.
Esta tontería vino de nuevo a mi mente el otro día, cuando tenía cita en el oftalmólogo  a las cinco, y a las cinco y media pregunté cuántas personas tenía delante y me confesaron que todavía tres… Era la tercera vez que iba y la tercera vez que me hacían esperar más de media hora.
Me entró un arrebato y dije que no podía esperar más y que me iba. Si al menos hubiera podido embotellar ese tiempo perdido en la consulta de un oftalmólogo…
Y es que no aguanto que me tomen el pelo, si te dan cita a las cinco, por qué no pueden atenderte puntualmente? Entiendo que un día un médico tenga una emergencia, pero porqué te han de atender  sistemáticamente de media a una hora tarde o incluso más?
Opino que mi tiempo es tan valioso como el de cualquiera, aunque tenga una carrera de medicina,  y al menos, hasta que no se pueda embotellar, no pienso malgastarlo en la consulta de nadie, prefiero pasarlo cocinando una rica receta como esta!
Por cierto, pedí cita en otro oftalmólogo y tuve que esperar quince días, y otros cuarenta y cinco minutos para que me atendieran. Tampoco pude embotellar este tiempo…
Print Friendly and PDF

domingo, 28 de mayo de 2017

CONEJO AL HORNO CON ALL-I-OLI


INGREDIENTES


Un conejo a trocitos
Un tarrito de all-i-oli comprado o hecho en casa
Dos patatas grandes
sal y pimienta blanca.

PREPARACION


Colocar en una fuente de barro una cama de patatas y espolvorear con un poco de sal.

Colocar todo el conejo por encima de las patatas y darle un masajito con el all-i-oli.
Colocarlo al horno durante una hora u hora y media a 190 grados

HISTORIA


Esta receta me la dió mi prima Amparo por whatsapp, me gusta esta aplicación y la uso, aunque a veces me canse...
Hasta ahora, cuando pensaba en los teléfonos móviles, pensaba que lo peor era esa  imagen de los adolescentes, incomunicados, aislados del entorno, concentrados en sus redes sociales, sus hastags, sus fotos poniendo morritos…
Pero este fin de semana me he dado cuenta que no…
Hay algo infinitamente peor: una persona mayor de setenta años con un móvil entre las manos…
Los adolescentes, se aíslan y no molestan, pero los de la tercera adolescencia te miran con el móvil en la mano y ya te pones a temblar y disimulas con cualquier cosa pero ellos te abordan como los bucaneros en los mares del sur y te preguntan:
-oye te he mandado ese de?… -o: -has visto ese de?...
No hay escapatoria: No solo te obligan a ver un video de un minuto que les han mandado por el whatsapp si no que te lo van comentando! E incluso se van riendo y te obligan a hacer muecas y ruidos de risa para no quedar mal, aunque no te haga ni pizca de gracia.
Y es que no hay cosa que odie más que los videos del whatsapp. No me da la vida para verlos todos y acabo borrándolos sin ver… Algunos me hacen gracia, pero me llenan la memoria del móvil...
Pues eso, ahora cuando veo a mis hijos con la cabeza metida en su terminal ya no pienso:
-vaya, esos artefactos del diablo se han cargado el dialogo familiar-si no que pienso: -míralos que monos, tan calladitos, sin comentar nada, y doy gracias que no quieran enseñarme sus videos poniendo morritos ni lo que sus amigos suben al snapchat ni al Instagram…

Print Friendly and PDF

domingo, 21 de mayo de 2017

POLLO RAS AL HANOUT CON COUS COUS Y VERDURAS


INGREDIENTES


Medio pollo de la parte de abajo
1 cebolla
1 cucharada de especias ras al hanout
1 cucharadita de bolas de pimienta negra
1 poco de jengibre rallado
Medio calabacín
1 zanahoria
Un puñado de judías verdes
1 cucharada de miel
3 vasos de caldo de pollo
1 vaso de cous cous
1 puñado de almendras y ciruelas negras.

PREPARACION


Salar el pollo y freírlo en el aceite. Sacar y reservar. Retirar un poco de aceite.
Rallar la cebolla y sofreír en el mismo aceite. Cuando ya está transparente, añadir el pollo, las especias (cuidado con el Ras al Hanout, es una mezcla de especias que, según quien la haga puede ser bastante picante, vale la pena ir probándolo) y dos vasos de caldo. 

Dejar diez minutos tapado a fuego muy lento y mientras cortar las verduras en bastones. Añadir las verduras por encima y cocer diez minutos más.
Sacar la salsa y colar, dejar reducir la salsa con la cucharada de miel.

Cortar las ciruelas y freír las almendras, se puede usar el mismo que hemos retirado de freír el pollo.

Hervir el vaso de caldo de pollo y añadir el cous cous, fuera del fuego ir despegándolo con un tenedor.
Para servir colocar el cous cous en la parte de abajo, poner el pollo encima y las verduras y encima las ciruelas y las almendras. Poner la salsa por encima.

HISTORIA


El verano pasado en un viaje pedí cous cous, esperando que fuera el típico tabulé, pero me sacaron algo parecido a este. Estaba riquísimo y por eso busqué en internet hasta dar con la receta. Se hace en un recipiente llamado Tahini que se usa en Marruecos y suele ser de barro. Lleva una parte plana y una tapadera característica en forma de chimenea que hace que no se evaporen los sabores y se cueza todo en su propio jugo.
Como no tengo el recipiente, lo he cocido en una cazuela de hierro fundido con tapa y ha quedado la mar de bueno.

Normalmente no me hubiera atrevido a servir a mi panda de malcomientes una comida así… pero me arriesgué, y encima éramos uno más, es lo que tiene empezar a ser suegra… y a todos les encantó.
Y es raro porque aunque mi malcomiente profesional ya tiene casi quince y parece que ya come 'bien', me doy cuenta que no es así cuando voy a una comunión, lo sientan en una mesa repleta de adolescentes con el menú de mayores, por supuesto, y después de una comida espectacular como sólo saben hacerla en El huerto del Cura en Elche, me dice:
-Mamá, lo he probado todo, pero no me ha gustado nada...
Pues eso, malcomiente profesional.

Print Friendly and PDF

martes, 16 de mayo de 2017

PAN RELLENO DE MORCILLA


INGREDIENTES


Para dos panes:
500 gr. de harina panadera
300 gr. de agua
Un pellizco de sal
50 gr. de aceite
20 gr. de levadura fresca de panadería.
Para el relleno
6 morcillas de cebolla
dos dientes de ajo
aceite de oliva
un puñado de tomates secos

PREPARACION TRADICIONAL



En un bol poner la harina y añadir el agua y el aceite. Mezclar con una pala de madera hasta que esté totalmente integrado. Añadir la levadura y amasar, volcando sobre la encimera, doblar hacia dentro los bordes hasta que esté elástica y dejar reposar 10 minutos. Extender la sal sobre la encimera y poner la masa encima amasando hasta que se vaya integrando la sal poco a poco.
Dejar reposar una hora o hasta que doble su volumen.
Dividir la masa en dos trozos  y aplanar cada uno de los trozos.
Mientras habremos quitado la piel a las morcillas y las sofreiremos con unos ajitos. Cuando esté frío extender la mitad de las morcillas sobre cada masa, en la mitad, para luego poder taparla.
Cortar por encima los tomates secos en aceite, preparados según la receta que se indica aquí.
Cortar la masa a tiritas y colocarlas por encima del relleno tapándolo
Colocarlo en el horno a 200º durante treinta minutos.

PREPARACION THERMOMIX


Poner todos los ingredientes en la Thermomix y mezclar 10 segundos en velocidad 5. Programar 3 minutos más con vaso cerrado y velocidad espiga.
Dejar reposar una hora dentro del vaso. 
Dividir la masa en dos trozos  y aplanar cada uno de los trozos.
Mientras habremos quitado la piel a las morcillas y las sofreiremos con unos ajitos. Cuando esté frío extender la mitad de las morcillas sobre cada masa, en la mitad, para luego poder taparla.
Cortar por encima los tomates secos en aceite, preparados según la receta que se indica aquí.
Cortar la masa a tiritas y colocarlas por encima del relleno tapándolo
Colocarlo en el horno a 200º durante treinta minutos.

HISTORIA



Un día le dije a mi marido que había pensado en cambiarme de religión.
Me miró con su cara de saber que a continuación le iba a decir una de mis chorradas y así fue:
-Mira, tengo tantas cosas que hacer que yo con una vida no tengo bastante y voy a apuntarme a una religión que tenga reencarnación…
Y es que no he visto a una persona con más aficiones que yo misma, y para dedicarme a unas cosas debo de abandonar otras, aunque sea una temporalmente…
Pues eso, después de casi seis meses con  mucha cocina pero muy pocas entradas en el blog y en redes, me he dado cuenta que desde el 13 de diciembre no había escrito ninguna entrada, ni siquiera para participar en cooking the chef.
Pero ha llegado la primavera y viendo cómo brotan los árboles y como crece en luz el día me apetece volver a escribir, volver a fotografiar, volver a pensar que poner y a publicar. La libreta de recetas vuelve, con nueva ilusión y muchas ganas.

Al final no me he apuntado a la reencarnación, como me aconsejó Juan… A ver que hago yo si me reencarno en escarabajo o mosca, toda una vida sin poder bailar zumba, correr con mi amiga, cocinar, reírme, coser, hacer manualidades, pasear por el pueblo…además la mía sólo me obliga a amar.
Pues eso, para llegar a todo intentaré organizarme y que me cunda más…

Gracias por seguir ahí.
Print Friendly and PDF

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails