domingo, 10 de julio de 2016

MOUSSE DE LECHE DE ALMENDRAS CON FRAMBUESA


INGREDIENTES


Para 4 vasitos o copas
Para la leche de almendras:
200 gr. de almendras
300 gr. de agua
50 gr. de azúcar
Para la mouse de leche de almendras:
200 gr. de leche de almendras
3 hojas de gelatina neutra
2 claras de huevo
25 gr. de azúcar
Para la mermelada de frambuesas
100 gr. de frambuesas
40 gr. de azúcar
3 gr. de pectina
Para adornar:
Frambuesas
Almendras

PREPARACION


Para la leche de almendras:
Triturar todos los ingredientes con la batidora o Themomix y guardar en la nevera durante 12 horas. Colar con un colador apretando bien con una cuchara par ano desperdiciar nada y reservar el agua que sale. Guardar en la nevera

Para la mouse de leche de almendras

Hidratar las hojas de gelatina en un plato con agua bien fría.
Poner tres dedos de leche de almendra en un vaso y calentar 30 segundos al microondas. Introducir la gelatina hidratada y
remover con una cuchara hasta que se funda completamente. Mezclar con el resto de leche de almendras y dejar un rato en la nevera.
Mientras montar las claras a punto de nieve, añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que estén bien firme. El truco para saber si ya están es ponerse el bol boca abajo encima de la cabeza…¡no deben caerse!
Mezclar el merengue con la leche de almendra semigelificada con movimientos envolventes.
Para la mermelada.
Poner la fruta en un cazo al fuego muy suave, mezclar el azúcar con la pectina y añadir. Cocer por 10 minutos y enfriar.

Para el montaje
Poner la mousse en vasitos o copas. Añadir la mermelada y adornar con frambuesas y almendras.

HISTORIA


Vi esta receta en una revista y en seguida me acordé de mi madre, la iaia.
Ella debe ser intolerante a la lactosa, no prueba la leche porque le sienta mal, pero como en su época no se estilaban las intolerancias, le obligaban a tomarse el vaso de leche día tras día, antes de limpiar la casa e ir al colegio, y claro, se pasaba toda la mañana con el gusto a leche agria repitiéndole, por lo que además de intolerancia desarrolló un odio sin límite a la leche, a los lácteos, a los alimentos blancos y a todo lo que se le parezca.
Por eso esta receta es adecuada para ella y para los del club al que hasta que fue mayor, no sabía que pertenecía. El de los intolerantes a la lactosa.
También es un postre vegano100% sustituyendo la gelatina por agar agar, y fit 100% sustituyendo el azúcar por fructosa o estevia.
Es ligero, poco dulce, y el ácido de la mermelada combina de maravilla… ¿Qué más se puede pedir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails