sábado, 23 de agosto de 2014

BOQUERONES EN ADOBO


INGREDIENTES


Medio kilo de boquerones sin cabeza ni espinas
El zumo de ½ limón
400 ml. de vinagre
100 ml. de agua
1 cucharadita de pimentón dulce
3 cucharaditas de orégano
3 cucharaditas de comino
de 6 a 8 ajos
sal
Harina especial para freír de las panaderas sevillanas o mezcla de harina normal y harina de garbanzos.

 PREPARACIÓN


Picar en la picadora los ajos con las especias o machacar con el mortero y mezclar con el resto de ingredientes del adobo.
Limpiar los boquerones y sacarles los filetes, quitando la espina. introducir los filetitos en el adobo.
Tener de un día para otro, como mínimo un par de horas
Sacar del adobo escurriendo bien y pasar por harina.
colocar sobre un colador y sacudir para eliminar el exceso de aceite.
Freír en abundante aceite caliente y sacar a un plato con una servilleta para que no quede aceitoso.

HISTORIA


El primer fin de semana de junio fuimos mi noviete y yo a Sevilla a pasar el fin se semana. Aprovechamos que él tenía que trabajar el viernes y nos quedamos a hacer turismo en una ciudad preciosa para pasear, para comer, para sentir el cariño y la simpatía de sus gentes.
Para cenar lo teníamos claro. Nos compramos un cucurucho en una freidurías que hay en Triana. Nos quedamos fascinados. Paseábamos por todo el emblemático barrio, e íbamos cenando cogiendo el pescado del cucurucho. De lo más bueno el cazón y los boquerones en adobo. Luego tomamos una tapas más en un bar que vimos y fenomenal bien cenados y bien de precio. Nunca había probado nada igual, no se la técnica pero los fritos se quedan sin una pizca de aceite, crujientes y deliciosos, nada pesados. Una maravilla.
Al día siguiente paseamos todo el Barrio de santa Cruz, precioso, la Catedral, la Torre del Oro...Hasta nos dio tiempo el domingo a ir en el autobús a un pueblo cercano, Santiponce, donde hay unas ruinas romanas preciosas.
Un viaje para repetir.
Mientras seguiré haciendo los boquerones con esta receta que me dio mi prima Amparo y no viene de Sevilla si no de Chiclana de la Frontera, de sus  cuñados Pepe y Cuca y está buenísima. ¡tendremos que hacer otra escapadita a Chiclana y conoceros!
(No hay que asustarse, el noviete es el mismo con el que me casé hace ya diecisiete años)


Print Friendly and PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails