lunes, 7 de abril de 2014

NATILLAS ROSAS (DE FRESA)


INGREDIENTES

250 gr de fresas
100 gr de azúcar
500 gr de leche
3 yemas
3 cucharaditas de postre de  Maizena

PREPARACION


Tradicional
Trirurar las fresas con la batidora y colar con un colador finito. Reservar.
En un cazo colocar la leche, las yemas, la maizena y el azúcar y remover hasta que espese. Cuando se temple mezclar con el puré de fresas y poner en boles. dejar enfriar y adornar con una fresa.

Thermomix
Triturar las fresas a vel 6 durante un minuto, colar y reservar.
Poner el resto de ingredientes en el vaso sin lavarlo y colocar el resto de ingredientes. Programar a 90º durante 3 minutos
Cuando se temple mezclar con el puré de fresas y poner en boles. dejar enfriar y adornar con una fresa.

HISTORIA


A veces la vida me sorprende, y a  veces yo misma soy la que me sorprendo.
En el colegio no era de las mejores en gimnasia, no era de las asignaturas que me gustaran. De hecho, cuando tocaba correr para calentar por patio de las Trinitarias, alguna compañera y yo nos escondíamos detrás de un árbol y nos quedábamos una vuelta quietas hasta que nos incorporábamos al pelotón en la siguiente.
Después de aquello he corrido alguna vez... si perdía el autobús solamente!.
Por eso ¿Quien me iba a decir a mí que ayer correría 6,5 Kms. sin parar en la carrera de la mujer?
Estoy contenta, por mi pequeña hazaña, que aún me tiene sorprendida (y no digamos a mi maridín, que me ha prometido que si corro un maratón me lleva a New York).
Pero estoy más contenta porque he corrido junto a mi amiga. Una de esas amigas con las que creces, y quieres como a una hermana. Las dos juntas, dando gracias a cada paso, simplemente por poder estar ahí ‘haciendo vida normal’.
Ella empezó esta carrera en Octubre, lleva muchos tramos y aún le quedan. Por suerte lo más difíciles los ha superado con nota, con ánimo, con sonrisa y fuerza.
Estoy orgullosa de ella, satisfecha y feliz. Desde que empezó la carrera no ha perdido el tiempo en lamentarse, ha aprendido el regalo que es la vida y nos lo ha enseñado a las demás.
Ella dijo en octubre que teníamos que correr esta carrera y yo quería demostrarle que estaba a su lado, que la quiero, haciendo algo que me iba a costar mucho... ¡correr!. Pero ha sido más fácil de lo que creía, en absoluto ha sido un sacrificio sino un verdadero placer, porque hasta hemos entrenado juntas en los días anteriores a la carrera.

Olé por todas las mujeres que luchan y se superan, olé por ‘la marea rosa’ que ayer inundó las calles de Valencia y olé por todas sus participantes y las razones que les movieron a correr! A seguir corriendo, a seguir sonriendo y a Vivir, porque vivir una vida de color de rosa, depende mucho más de lo que nos creemos, de nosotros mismos.
Print Friendly and PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails