sábado, 22 de marzo de 2014

ENSALADA DE HABITAS SIN CAMISA CON VENTRESCA


INGREDIENTES


300 gramos de habas
Una cebollita tierna
un ajo cortadito
Una lata de ventresca de buena calidad.

PREPARACIÓN


Cuando las habas son un poco más grandes, les quito la piel para que no quede dura.
Cortar el ajito pequeño y pocharlo en la sartén, con un poco de aceite de oliva.
Añadir la cebolla tierna cortada pequeñita y cuando pierda el orgullo, cuando ya se vea blandita, añadir las habas y poner un poquito de sal.
dar unas vueltas y cuando veamos que ya están, ponerlas en un plato y colocar por encima la ventresca.
Sirve como ensalada o como plato único, en plan no engordar mucho.

HISTORIA



Después de los excesos falleros y ahora que la habas están tan buenas vale la pena prepararse esta ensaladita.
Estoy tan cansada después de las fiestas que me he pasado la tarde viendo la pelicula de Antena tres y leyendo internet. Me ha sorprendido leer en El Mundo un artículo de una periodista sobre Rosa y el traje de valenciana.
Dice que es una pena que lo haya vestido porque ha perdido todo su sex appeal.
La periodista que ha escrito el artículo, sobre ser valenciana, no tiene ni idea, ni de trajes, ni mucho menos de mujeres.
El traje de valenciana no se viste para estar sexy. Hay mujeres, entre las que me incluyo, cuyas aspiraciones no son estar sexys, sino estar sanas y ser felices, y , precisamente una de las cosas que me hacen feliz es lucir las galas valencianas.
Si de Rosa, con lo guapa que estaba, ha dicho lo que ha dicho, no quiero ni pensar lo que diría si esta señora hiciera un artículo sobre mí cuando voy vestida de valenciana.
Como parece ciega para lo esencial vería que tengo algún kilo de más,  que acuso el paso del tiempo y la ley de la gravedad, que no estoy para vestirme..
Pero los que me quieren y me miran cuando voy vestida de valenciana escribirían lo siguiente: que en mis ojos no se ven arrugas si no el orgullo con que luzco la rica y bonita indumentaria, la alegría por poder disfrutar un año más de las fiestas y  la emoción con la que camino del brazo de mi marido.
Que aunque mi cintura sea más ancha ahora, camino airosa hacia la Virgen dándole las gracias por poder ir a verla un año más acompañada de toda mi familia.
Lejos de parecer la princesa Leia de la guerra de las galaxias, parezco una valenciana, vestida con dignidad, llevando y recuperando la rica indumentaria tradicional y no disfrazada.

Parecemos muy progres y volvemos a los estereotipos de otras épocas convirtiendo a las mujeres en floreros. Las mujeres no somos objetos, no tenemos que estar sexys y monas y por cierto, diga lo que diga la ‘tontaelculo’ esta yo cuando me miro al espejo vestida de valenciana me veo como cuando voy de vaqueros: ¡GUAPISIMA!
Print Friendly and PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails